OBTURADOR (Poesía)
Posted by

OBTURADOR (Poesía)

OBTURADOR (Alexander Velasco)

DESPUÉS DE…

 

En este instante soy un cadáver con

tus huellas dactilares,

un periódico ya muy leído,

una sopa fría.

 

POEMA NUMERO ALGO

 

Derramar los ojos hasta agotarlos

o amorfarlos, desecharlos, romperlos

a navajazos de lágrima,

a puñetazos de gemido,

a bofetadas de tristeza;

descubrir el negro infinito de sus orbitas,

introducir los dedos en ellas

y descubrir que no se tiene nada.

 

Rasgarse el rostro con el filo de una lágrima,

ofrecer a las palomas del parque

las últimas migajas de autoestima,

morir de un solo mordisco

atravesándose el pecho con la sombra

de un poste eléctrico y

esperar hasta que la noche

te sorba el alma por los oídos.

personal7

TERROR DE RESFRIADOS

 

Mis zapatos caminan y yo los sigo, saltan, pican el asfalto: gotas de desespero.

Crepitar filudo de las copas de los árboles.

Soledad mojada en las aceras.

Calambres de los gatos acurrucados en los rincones.

Zapatos empujados por la prisa del que se derrite con cada gota,

Con cada sorber doloroso del frío en los huesos.

Adentro hay alguien sobre si mismo en una cama.

Afuera alguien que huye, alguien que cose, que hila los charcos con el alambre que le pliega los huesos.

…charcos, charcos, charcos: carcajada sucia del asfalto.

Constelación de monjas mojadas, abogados, corbatas, buses…

Terror de resfriados agazapado torpemente bajo el paraguas.

Titulares ahogados en las inundaciones planas de sus páginas.

Golpecitos planos en la oreja, golpecitos sordos en la espalda.

El sol ha dejado de ordeñar la leche tibia de las camisas apenas lavadas.

Todo se va, todo se queda, mientras los vidrios de tu ventana lloran las tarde.

personal6

INTENTO DE SOBORNO SENTIMENTAL # 7 (EL CORAZON)

 

Apagó el corazón las luces de la caja toráxica y enmudeció de un momento a otro.

Se le cayeron las ramas y las hojas, mermó la presión de sus ansias y cerró las venas a tu imagen.

 

Antes el corazón se mordía los labios o se comía las uñas mientras soportaba tus largas esperas.

El corazón ya no se afeita ni se corta las uñas, no se compra ropa nueva o se toma unos tragos en las noches.

 

Corazón calvo y solitario, siento sus cabellos muertos enredarse en mis costillas. Ya no se amarra los zapatos, no se plancha la camisa. El corazón ya no palpita tu nombre: Jennifer, Jennifer, Jennifer…

 

ENUMERACION DEL IDIOTA

 

Lo primero que eres: los murmullos de la sala, el ácido guardado que llevas en la boca, un susurro de zancudo en la oreja, la almohada húmeda en el cuello.

Son las seis de la mañana: el despertador quebró tu silencio.

Odias el baño de tu casa: la bola de pelos en el lavamanos, en el peine, en el sifón, en la cabeza.

Te vistes para tu funeral de todos los días. Te preguntas en donde está la rebeldía de tu juventud: tu revolución es una camisa blanca doblada en el armario, un reflejo amorfo en la punta del zapato nuevo.

Una corbata cuelga de tu cuello como una lengua de perro sediento. Aprietas el nudo para estrangularte la sonrisa.

El último nudo de zapato, te miras de nuevo al espejo: ¿Quién es tu ropa?

El ascensor te guarda como una Barbie larga y esbelta en su caja de muestrario. Un lugar común, dos puntos, “la ciudad te reclama y te devora”.

Llegas al trabajo y pasas junto a la recepcionista Gloria que cruza la indiferencia de sus piernas y etc, y etc, y etc…

Son las seis de la tarde. El ascensor te regresa pesado y blando a tu apartamento cinco pisos por encima del planeta tierra. Te miras de nuevo al espejo, piensas que la ley y el orden no tienen ventanas para asomarse al exterior, y sabes que eres el idiota que cuenta la vida.

personal5

ESTRATEGIA DE GUERRA

 

Mi estrategia es morir lentamente en tu mano.

Estrangularme dulcemente con las líneas de tu mano.

 

TIERNISIMO POEMA DE AMOR

 

Ante ti me desnudo, me parto en dos,

Saco los intestinos al sol

Y los extiendo en el asfalto,

¡¿Cuántos metros de amor?!, ¡cuantos!

 

Ante ti toda la sangre de las venas,

Toda, ¿toda la sangre de las venas!

¡¿Cuántos litros de amor?! , ¡cuantos!

 

Ante ti este brazo, tómalo… recógelo,

La suma total de estos huesos,

Estos cabellos, estas uñas, los músculos…

La carne, toda, ¡toda la carne!

¡¿Cuántos quilos de amor?! , ¡cuantos!

 

Todo, ¡toma todo!, ¡absolutamente

Todo lo que me diste y quémalo!

 

personal3

UNOS OJOS SE MUESTRAN SOLITARIOS SOBRE UNA SILLA

 

… ¿Qué le devuelva todo? ¿Absolutamente todo?

Si quiere llévese las uñas y las tetillas también, pero no sirven para nada, tampoco sirven los lunares y el ombligo, pero si quiere se los lleva en un atado y los cuelga en la pared de su casa para espantar las moscas.

Llévese las puntadas de cosedora frenética que dio con la punta de su lengua sobre mi cuerpo. No importa si al salir se descose todo de nuevo y se salen el corazón, las tripas, y esa cosa que llaman alma se vuela para la mierda –como todo pájaro enjaulado haría-, o si se descosen los ojos y se derraman las lagrimas.

No sabe como le agradezco; si no me hubiera remendado el pecho con su lengua se me habría salido el corazón cada vez que la viese y ¡ah problema! El que habríamos tenido para coger ese corazoncito dando saltitos sistólicos por todo lado.

Empaque los intestinos, de pronto le sirven para colgar ropa en el patio, o para que las sobrinitas jueguen a saltar con ellos. Procure guardar bien las piernas y los brazos, no vaya a ser que en la calle se le salgan del bolso y los lleve arrastrando por el asfalto; las cuatro extremidades podrían servirle para formar una mesa de centro o para que las niñas jueguen a los zancos. Recuerde que en las órbitas del cráneo siempre quedan uno que otro recuerdo que se niega a desaparecer; ensaye limpiarlos bien con desinfectante al llegar a casa, o sumerja el cráneo en agua hirviente hasta que se ahoguen esos indeseados recuerdos.

Pero si le pido un favor muy grande: llévese todo pero vuelva mañana por los ojos, pues cuando usted salga me voy a soltar en llanto…llanto…cuál llanto, se me olvidaba que ya guardó las glándulas lagrimales en el bolso, disculpe usted. Entonces, vuelva mañana por los ojos, yo me conformaré tan solo con verla partir.

 

personal2

TRIPANOSOMA

 

Subcutáneo te recorro

Saboreo tus encimas

El trampolín de tus cartílagos

Equilibro en tus huesos mi camino lento

Como un feto me germino en la penumbra de tus orbitas.

 

En sueños te asesino lentamente.

 

personal1

ATRAPADO EN UN ESPEJO

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

¿Quien es el niño más lindo del mundo?

¿Quien es el niño más lindo del mundo?

Di tete, di papi, di mami

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

2×1=2, 2×2=4, 2×4=8

Salude y no hable con la boca llena

El mundo es redondo, 1492, 1492, 1492

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

Señor Velasco respete a sus compañeras

Señor Velasco el sexo es peca´o

Señor Velasco está espulsa´o

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

Primer semestre, segundo semestre, rumba

Tercer semestre, cuarto semestre, rumba, sexo

Quinto semestre, sexto semestre, sexo

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

¿Quien es el niño más lindo del mundo?

¿Quien es el niño más lindo del mundo?

Di tete, di papi, di mami

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

Señor Velasco, su hijo se cayó de la cuna

Señor Velasco, su hijo se voló de clases

Señor Velasco, su hijo embarazó a mi hija

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

Señor Velasco, lo felicito por su cuarto nieto

Señor Velasco, lo siento, tiene cancer

Señor Velasco,…el hueco o el horno

 

A las 5:00 a.m. suena el despertador

 

Inmóvil en el espejo,

el rostro de un niño que ha envejecido

 

PEDAZOS

 

1. Comer sin hambre porque el hastió te ha llenado.

2. Ir a la cama con la sensación de que el día fue una página en blanco.

3. Y la vida sopla

Por el sexo de Sandra

Por el saxo de Shorter.

4. En el laberinto de tu espalda mi lengua se pierde y se arrodilla de cansancio.

5. El Lunes, ese lento delirio de zapatos y camisas planchadas hace poco.

6. Las mariposas de tu amor me rompen el estomago a mordiscos.

7. 29 uñas en la boca para arañarte los labios.

8. Heriste el aire con el filo de tus senos. Ahora el tiempo se desinfla resignado cuando mi sombra camina hasta tus manos, hasta los largos rincones de tu memoria.

9. Toda, toda la lentitud de caracoles bajando tus mejillas, todas las conchas, la baba de la tristeza.

10. Uno pisa la mierda de la acera y se peina el cabello,

uno defeca y se lava los dientes,

uno la ama y un instante después puede odiarla.

Alexander Velasco 2006

¿Quieres ver solo la galería de las ilustraciones que se realizaron sobre estos poemas?

0 1 2561 11 marzo, 2012 En Portada, Poesía, Textos marzo 11, 2012

About the author

Diseñador gráfico de la Universidad del Valle. Profesor, diseñador, escritor y bailarín de champeta.

View all articles by Alex Velasco

1 comment

  1. Pingback: Obturador, poesía ilustrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *